Pages Navigation Menu

Clínica Veterinaria ubicada en El Vendrell.

Artículos

Aquí podrás encontrar toda la información y artículos realizados por nuestras veterinarias para el cuidado de tu mascota

Cómo detectar y consecuencias de la enfermedad periodontal

Publicado por en Dic 9, 2014 en Artículos, Noticias | Comentarios desactivados en Cómo detectar y consecuencias de la enfermedad periodontal

Cómo detectar y consecuencias de la enfermedad periodontal

Como hemos comentado en artículos anteriores, la enfermedad periodontal es una patología común y habitual en nuestros animales de compañía, y en la que su detección precoz y el tratamiento en los estadios iniciales es de vital importancia para limitar el avance y las complicaciones y la afectación de otros órganos. Los signos de alarma son: El mal aliento o halitosis Coloración amarillo-marronoso en los dientes y bordes de las encías Babeo Bordes de las encías enrojecidos o sangrantes Rechazo a la comida Dificultad al masticar Retroceso de las encías que deja expuestas a las raíces de los dientes Dolor Movilidad e incluso pérdida de piezas dentales Pérdida de peso Se recomienda examinar periódicamente la boca de tu mascota para detectar la enfermedad en las fases iniciales. Las consecuencias de la enfermedad periodontal en los estadios avanzados  no solo se limitan a lesiones o afectaciones locales, sino que pueden invadir o dañar otros órganos Consecuencias locales: Pérdida de piezas dentales: Conforme se va formando la placa, ésta se introduce debajo de la encía y continúa la proliferación bacteriana, con la consecuente inflamación y liberación de toxinas y productos del metabolismo, que acabarán afectando a las estructuras de sostén del diente. Fístulas oronasales: son una de las complicaciones más frecuentes, se produce debido a que la enfermedad periodontal progresa hacia las raíces de los maxilares que dada su localización (adyacentes y paralelas a la cavidad nasal) y al estar separadas de la cavidad nasal solamente por una fina lámina ósea, acaba afectando e incluso llegando a destruir esta estructura,  junto con la inserción del diente, provocando una comunicación entre las cavidades oral y nasal. Cuando las dos estructuras quedan comunicadas, puede que se produzca el paso de bacterias orales, alimento y otros restos de la cavidad oral a la nasal, provocando una infección en la cavidad nasal (sinusitis). Los signos clínicos que observaremos son: descarga nasal crónica (sangre o pus), estornudos, y ocasionalmente anorexia y halitosis. Fracturas patológicas: La enfermedad periodontal crónica debilitará el hueso de las zonas afectadas. La mandíbula puede debilitarse hasta el punto de producirse una fractura. Cuando se producen estas fracturas, la consolidación y reparación de éstas suele ser muy complicada debido que no existe hueso sano suficiente y que la cirugía no siempre es posible. Osteomielitis: es la consecuencia final de la progresión de la enfermedad periodontal. La osteomielitis oral es una zona de hueso infectado y muerto. Una vez que la zona ósea se ha necrosado, no responde de forma eficaz al tratamiento con antibióticos. Además, la infección bacteriana puede provocar septicemia. Consecuencias sistémicas: Las repercusiones de la enfermedad periodontal son muchas, y son mucho más graves que la pérdida de un diente. La inflamación de la encía provoca un aumento de la permeabilidad local para que las defensas del organismo puedan llegar fácilmente a la infección, pero esta permeabilidad también permite que alguna de las bacterias pase al torrente sanguíneo y puedan diseminarse por todo el organismo. Existen estudios científicos que demuestran que estas bacterias afectan y perjudican tanto al hígado como a los riñones. En medicina humana, se ha podido correlacionar la enfermedad periodontal con muchas patologías. Se ha asociado la enfermedad periodontal con un aumento en la incidencia de enfermedad respiratoria crónica y con un aumento de la resistencia a la insulina, dificultando...

Leer más

¿Que es la enfermedad periodontal?

Publicado por en Nov 12, 2014 en Artículos, Noticias | Comentarios desactivados en ¿Que es la enfermedad periodontal?

¿Que es la enfermedad periodontal?

La enfermedad periodontal es la enfermedad más común y con mayor prevalencia en los animales de compañía. Aunque parezca mentira, es más frecuente que los problemas cutáneos, ortopédicos, óticos o traumáticos. Actualmente afecta a más del 80% de los perros y el 70% de los gatos mayores de 3 años. Y muchos de nosotros las subestimamos porque las lesiones evolucionan discretamente. La verdadera causa de la enfermedad periodontal no es el sarro, sino la placa dental. Todo el proceso se inicia con el depósito de la placa dental en la superficie del diente, la placa dental es una película orgánica formada por un acumulo de bacterias que habitan en la cavidad oral en una matriz compuesta por glicoproteínas salivares y polisacáridos extracelulares. Cuando se adhiere a la superficie del diente podremos observar que éste presenta una capa de color amarillento. Una vez se inicia el proceso, es cuestión tiempo que progrese la enfermedad. La acumulación de esta placa acabará provocando una gingivitis, que es la inflamación de las encías, y que fácilmente podremos observar, ya que la encía que de forma normal es de color rosado, adquiere una tonalidad más rojiza e incluso puede llegar a sangrar fácilmente. La placa dental puede captar substancias minerales que se van adhiriendo y calcificando, formando así lo que denominamos sarro. Conforme se va formando la placa, ésta se introduce debajo de la encía y continúa la proliferación bacteriana, con la consecuente inflamación y liberación de toxinas y productos del metabolismo, que acabarán afectando a las estructuras de sostén del diente y produciendo lo que conocemos como enfermedad periodontal.  Existen diferentes estadios de la enfermedad con consecuencias variables según el grado: Gingivitis leve (GRADO I): es la etapa inicial, se trata de una condición reversible de la enfermedad en la que la inflamación queda confinada a la encía. Los síntomas que podemos detectar son inflamación de las encías y la aparición de una línea roja en el borde de la encía. La inflamación provocada por la placa bacteriana puede revertirse con una profilaxis dental exhaustiva y cuidados en casa. Gingivitis grave (GRADO II): es la segunda fase, cuando nos encontramos en este punto ya se inicia un estado irreversible de la enfermedad, pero podemos ralentizar el progreso. Nuestra mascota sufrirá a parte de la gingivitis, un inicio de acúmulo de placa dental, que al calcificarse derivará en sarro. En este punto, empezaremos a notar un aumento del mal aliento de nuestra mascota, dada la proliferación bacteriana que liberará ácido sulfhídrico, amoníaco y endotoxinas bacterianas. Periodontitis leve (GRADO III): en este estadio de la enfermedad, se inicia una etapa activa de la inflamación de las estructuras más profundas de sostén del diente. La inflamación lesionará estos tejidos provocando su destrucción. Lo que resultará en una pérdida de las estruturas de sostén de leve a moderado, además de posibles descargas purulentas derivadas de la proliferación bacteriana. Periodontitis grave (GRADO IV): A medida que la enfermedad progresa, con el tiempo continuará produciéndose la pérdida de la inserción siguiendo un patrón no lineal en el que coexisten etapas activas de destrucción seguidas de etapas de quiescencia. Cuando llegamos a este punto, podemos encontrar fistulas, recesos y abscesos gingivales, movilidad de las piezas dentales e incluso pérdida de alguna de ellas. El animal sufre mucho dolor y pueden haber sangrados profusos. Si nuestra mascota sufre de enfermedad periodontal a partir del estadio...

Leer más

¿Mi perro puede sufrir problemas bucodentales?

Publicado por en Nov 3, 2014 en Artículos, Noticias | Comentarios desactivados en ¿Mi perro puede sufrir problemas bucodentales?

¿Mi perro puede sufrir problemas bucodentales?

Muchas de nuestras mascotas a partir de los 2-3 años de edad empiezan a sufrir problemas bucodentales, y en la mayoría de ocasiones no somos conscientes de este problema, hasta que la enfermedad está bastante avanzada. Es por este motivo que, en este artículo queremos informaros de cuáles son los factores que pueden provocar que vuestra mascota desarrolle este tipo de patologías. Además, coincidiendo con la campaña de limpiezas dentales que realizamos anualmente en nuestra clínica os queremos ofrecer toda la información y consejos que os puedan ser de utilidad. Todos los animales acumulan restos de comida en los dientes de forma natural mientras comen. Estos restos serán procesados por las bacterias que habitan en la cavidad oral y formarán la placa dental, a medida que va progresando el acúmulo de placa, también irán evolucionando las enfermedades bucodentales. Este proceso no ocurre de igual modo en todos los animales, siendo un proceso muy variable entre los individuos e incluso variar en un mismo individuo dependiendo de determinados factores. Es por este motivo, que empezaremos por explicaros cuales son los factores que pueden condicionar la aparición de este tipo de patologías: ¿Cuáles son los factores que pueden provocar que mi mascota tenga tendencia a los problemas bucodentales? Primero de todo debemos pararnos a pensar en las causas más habituales que pueden provocar la acumulación de sarro en los dientes: La raza: como muchos habréis podido observar, las enfermedades bucodentales afectan en mayor medida a perros de razas pequeñas (Yorkshire, Caniche, Pequinés, Maltés…) o razas que presentan una mala distribución odontológica, causada por una mala oclusión dental (sobre todo en razas con prognatismo como el Bulldog, Pequinés, Bóxer, Bullmasiff, etc.) o aquellas que tengan predisposición en conservar los dientes de leche (por ejemplo, Yorkshire, Maltés, Mini Pincher,…) La edad: al tratarse de una enfermedad progresiva, va aumentando su incidencia con los años, es muy habitual encontrar perros o gatos que nunca han necesitado de una limpieza de boca, que cuando llegan a edades avanzadas (geriátricos y seniors) necesitan la realización de algún tratamiento. Mala oclusión dental: como hemos comentado anteriormente una posición incorrecta de los dientes puede aumentar la acumulación de la placa bacteriana. Este problema puede deberse a la raza o a malformaciones aisladas en determinados individuos. Así como también, a que debido a la persistencia de los dientes de leche, los dientes definitivos se distribuyan incorrectamente en la boca provocando como resultado la mala oclusión, aumentando así, el riesgo de desarrollar acumulaciones de placa dental y sarro. Determinadas enfermedades sistémicas: la diabetes, enfermedad renal, pénfigo vulgar, lupus eritematoso, ciertas enfermedades víricas, etc. Alimentación: las dietas de mala calidad o blandas (latas, comida casera) y con mayor contenido en azúcares (golosinas y snacks) favorecen a que queden restos de comida en los dientes, que después serán fácilmente convertidos en placa dental por las bacterias que habitan en la cavidad oral. Limpieza: Si mantenemos una constante limpieza de la boca de nuestra mascota retrasaremos la aparición de este tipo de problemas y enfermedades en gran medida....

Leer más