Pages Navigation Menu

Clínica Veterinaria ubicada en El Vendrell.

Los cuidados durante el embarazo de una perra

Los cuidados durante el embarazo

La mala alimentación de una hembra, antes y durante la gestación, es una de las principales causas del treinta por ciento de mortalidad de los cachorros recién nacidos. Las necesidades de la gestación y de la lactación alteran drásticamente las necesidades nutricionales de la hembra: las dietas desequilibradas, las de baja digestabilidad, las de insuficiente calidad, están en la línea de conseguir cosas tan poco deseables como dificultad para quedarse preñada, anormalidades fetales, disminución en la cantidad y calidad de la producción láctea y los siguientes signos clínicos:

Un mal aspecto general, que puede pasar inadvertido hasta el nacimiento de los cachorros y que puede percibirse por:

. pérdida de peso.

. pérdida o atrofia de masa muscular.

. deshidratación.

Diarrea difícil de controlar durante la lactación. La hembra come mucha más cantidad de un alimento inadecuado, intentando conseguir los nutrientes necesarios que tan fácilmente y con cantidades mucho menores conseguiría con un buen alimento.

Los cachorros recién nacidos de madres mal alimentadas pueden presentar las siguientes alteraciones:

. lloran continuamente.

. no ganan peso.

. no les sube la temperatura (hipotermia).

. la madre puede ignorar, o incluso acabar con la vida de estos cachorros.

Durante la lactación nos podremos encontrar con agalactia o hipogalactia (no producción y baja producción de leche respectivamente). A parte de no poder alimentar a los cachorros por este problema, aparecerán severas infecciones (mastitis).

La anemia es uno de los datos más habituales y la observaremos tanto en la hembra como en los cachorros.

Para evitar estos serios problemas, podemos guiarnos por estas sencillas recomendaciones:

A. Antes de la monta:

– chequeo general.

– prevención y tratamiento de parásitos internos y externos.

– vacunas al día.

– control de peso: si fuera necesario variaremos el alimento o aplicaremos alguna dieta específica para conseguir el peso ideal del animal antes de la monta.

B. Hembra preñada:

Alimento del tipo crecimiento-lactación. Fundamental sobre todo durante las 3 a 4 semanas últimas de gestación y durante toda la lactación.

No suplementar el alimento en ningún caso (carne, leche, calcio, fósforo,…), ni alimentar con una dieta de baja calidad.

C. Parto:

El animal rechazará el alimento sobre las doce horas antes del parto y su temperatura bajará alrededor de un grado entre las 12 y las 24 horas anteriores al parto.

Debemos procurar que el animal disponga siempre de agua fresca, ya que uno de sus principales requerimientos será disponer de este liquido elemento en todo momento.

D. Lactación:

Importantísima la presencia de agua fresca y de calidad, casi la misma importancia que proporcionar un alimento del tipo crecimiento-lactación.

Permitir el consumo suficiente de alimento para que la hembra mantenga su peso; para que nos sirvan de referencia, las cantidades de alimento durante la lactación serán:

. durante la primera semana, 1.5 veces la cantidad necesaria para mantenimiento.

. la segunda semana dos veces como mucho la cantidad necesaria para el mantenimiento.

. desde la tercera semana hasta el destete, el triple de la cantidad necesaria para mantenimiento.

La alimentación a libre disposición nos asegura que la hembra comerá la cantidad necesaria y acorde a sus necesidades.

La lactación es la fase de la vida de nuestra mascota en la que la alimentación es particularmente importante e incluso podemos decir que es el mejor y más duro test para valorar la calidad de un alimento y de la empresa responsable de su fabricación.

 

Fuente: http://suproteccion.es/los-cuidados-durante-el-embarazo/

No Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. La maternidad perruna, milagro de la naturaleza - […] Fuente veterinariabaixpenedes.com […]