Pages Navigation Menu

Clínica Veterinaria ubicada en El Vendrell.

Beneficios de los animales en la tercera edad

1. Efectos positivos de la compañía de un animal

 

Los animales aportan muchos beneficios físicos y psicológicos

Son muchas las personas que han tenido experiencias con animales de compañía, y es bien sabido el gran poder que estos tienen para enseñarnos cosas nuevas que desconocíamos.Sabemos que los animales nos aceptan como somos y que nunca nos van a juzgar.

Nos van a querer independientemente de cómo seamos (ricos, pobres, altos, bajos, gruesos, delgados, etc.).

Esto hará que nuestra autoestima se refuerce nos sintamos más cómodos con nosotros mismos.

 

2. Beneficios físicos

 

1. Es de gran ayuda para las personas que sufren problemas de corazón: hablarles y acariciarles mejora la presión sanguínea, normalizándola.2. Estar al cuidado de animales supone tener que sacarlos a pasear, alimentarlos, cepillarlos, etc. Esto hace que inevitablemente se realice más ejercicio físico.

Los perros sobre todo, son un buen estímulo para la realización de ejercicio físico y la regularización del horario diario. Esto es muy beneficioso para la salud y el bienestar psicológico.

3. Se va a desarrollar la capacidad de atención y observación, el sentido del tacto, del olfato.

4. Nos anima y obliga a tener que cuidar de uno mismo ya que, para cuidar de otro ser tenemos que estar en condiciones para ello.

Sabemos que nos necesita y que depende de nuestros cuidados. Esto hace que tengamos que combatir la desgana y la apatía.

 

3. Beneficios psicológicos

 

1. Ayuda a recuperar la capacidad de sentir afecto, la capacidad de dar y recibir.Se ha podido comprobar como en algunos ancianos ha mejorado el carácter y han recuperado la ilusión tras la incorporación de un animal en sus vidas.

Muchos mayores descubren que no han perdido la capacidad de dar y recibir afecto, de compartir, de amar, etc. Todo esto hace que rejuvenezcan recuperen la ilusión de seguir adelante.

2. Son un antídoto contra la soledad no deseada ya que son capaces de llenar ese vacío que las personas no somos capaces de llenar.

Los animales no tienen poder de solucionar los problemas pero, pueden a ayudar a relativizarlos y afrontarlos con serenidad.

3. Contribuyen a la mejora de enfermedades como las depresiones, las psicosis, el alcoholismo, trastornos emocionales, problemas existenciales, los miedos, enfermedades psicosomáticas etc.

4. Ayudan a estar más relajados y superar momentos de tensión, frenar los sentimientos negativos dado rienda suelta a los positivos. Esto es de gran ayuda sobre todo para las personas nerviosas.

5. Nos enseñan a aceptarnos como somos con nuestras limitaciones y a ser consciente de nuestras capacidades.

6. Estimulan la sociabilidad, esto es muy beneficioso sobre todo para las personas que se encuentran solas y que son algo tímidas.

 

4. ¿Qué nos enseña cada animal?

 

Cada animal tiene formas diferentes de comunicarse y tienen formas particulares de expresar afecto:

Perros: Siempre se ha dicho que el perro es el mejor amigo del hombre. Nos enseñan el sentido de la fidelidad y la lealtad.

El amor incondicional que transmiten, es muy beneficioso para las personas con baja autoestima, ayudan a desarrollar el sentido del humor y consiguen provocar la sonrisa de los que conviven en su compañía.

Además de ser muy afectivos, también reclaman afecto, favorecen la capacidad de interaccionar y despiertan el interés por relacionarse con los demás y dialogar con otras personas.

Gatos: Ayudan a estar más relajados, a ser más independientes. Son de gran ayuda para las personas nerviosas ya que estos animales transmiten paz y tranquilidad, son muy afectivos, les gusta mucho ser acariciados.

Son también de gran ayuda para los ancianos que no pueden salir y deben permanecer en casa.

Caballos: Nos ayudan a controlar nuestros impulsos. Con los caballos el afecto hay que ganárselo poco a poco.

Estos animales son idóneos para las personas con falta de autocontrol, son muy beneficiosos para los problemas de inmovilidad, tonifican los músculos y mejoran la coordinación y el equilibrio.

Estimulan la concentración y atención.

Peces y pájaros: El canto de los pájaros y el movimiento y colorido de los peces son muy tranquilizantes.

Tienen la ventaja de que no requieren mucha atención de los demás, por lo que las personas mayores que no estén en condiciones de dedicar mucho tiempo puedan beneficiarse de su compañía.

Fuente: http://www.pulevasalud.com